Incluye bloqueos eléctricos de los diferenciales, barra estabilizadora desconectable eléctricamente y diferencial trasero autoblocante, lo que le hace casi imparable

Jeep ha mostrado en el Salón de Los Ángeles lo que desde la propia marca se denomina como el SUV más capaz de todos los tiempos. Se trata del Wrangler que mantiene viva la herencia del todoterreno más radical pero que al mismo tiempo incorpora la tecnología más moderna en esta nueva evolución. Entre ellos, los últimos sistemas de ayuda a la conducción y los más sofisticados sistemas para permitir una conducción ‘off-road’ radical en su legendaria versión Rubicón.

El mundo del todoterreno no se puede entender sin el Wrangler, el modelo típicamente americano, con su corta carrocería de dos puertas de tipo descapotable en el que se puede quitar el techo completo de una pieza, aunque también hay una versión con carrocería larga y cuatro puertas. La marca norteamericana lanza ahora un nuevo modelo que incluye los sistemas más avanzados para la conducción normal por carretera y para su utilización ‘off-road’, pero sin renunciar a su característico estilo.

Práctico parabrisas abatible

El nuevo Jeep Wrangler brinda una insuperable capacidad todoterreno gracias a características técnicas específicas que incluyen dos avanzados sistemas de tracción 4×4 en función del tipo de utilización que se vaya a hacer con el coche, la nueva caja de transferencia con marchas reductoras Selec-Trac permanentemente activa, el bloqueo eléctrico Tru-Lock de los ejes delantero y trasero, el diferencial de deslizamiento limitado Trac-Lok y la barra estabilizadora con desconexión electrónica.

Exteriormente, el nuevo Wrangler incluye la típica parrilla de Jeep que es reconocible de inmediato, con los emblemáticos faros redondos y con las luces traseras cuadradas y una aerodinámica mejorada. Además, aporta un práctico parabrisas abatible, lo que permite una mayor libertad en los desplazamientos y una amplia variedad de opciones de puertas, techo y parabrisas para personalizar al máximo el vehículo. En el interior del nuevo Wrangler encontramos una combinación entre el estilo auténtico del todoterreno más carismático, pero convenientemente actualizado con los detalles que hacen la vida a bordo más fácil.

El clásico puesto al día
El clásico puesto al día

A todos los detalles del clásico Wrangler añade otros de la tecnología más avanzada, como tres nuevos tipos de pantalla en la consola central de 5, 7 y 8,4 pulgadas que permiten acceder y manejar los diferentes sistemas del vehículo, el navegador y las funciones de comunicaciones. Estos nuevos sistemas Uconnect de cuarta generación incluyen un panel de instrumentos LED a todo color y las pantallas táctiles que permiten no solo tocar, sino también ampliar la vista con dos dedos, como hacemos con el móvil.

All-new 2018 Jeep® Wrangler Rubicon
All-new 2018 Jeep® Wrangler Rubicon

Seguridad

Por supuesto, también incluye las funciones Apple CarPlay y Android Auto, y es que este es el Wrangler de siempre, pero adaptado a las necesidades del siglo XXI. La seguridad ha sido fundamental en el desarrollo de esta nueva generación del Wrangler, que ofrece más de 75 funciones de seguridad activa y pasiva en sus diferentes versiones.

En su aspecto mecánico, el nuevo Jeep incorpora nuevos motores y cajas de cambio que permiten bajos consumos. Entre ellos, destacar el nuevo 2.0 litros turboalimentado con cuatro cilindros en línea y el 3.0 litros EcoDiesel V-6 en combinación con un nuevo cambio automático de ocho velocidades. El nuevo Wrangler no llegará al mercado hasta la próxima primavera.

Dejar respuesta