EarthRoamer, un híbrido entre caravana y 4×4 de lujo perfecto para recorrer el mundo

La EarthRoamer es un híbrido entre camioneta 4x4 y caravana de lujo.
La EarthRoamer es un híbrido entre camioneta 4×4 y caravana de lujo.

Hasta ahora las autocaravanas limitaban un poco las posibilidades a los amantes de la naturaleza y las aventuras. Pero el EarthRoamer HD llega para poder viajar por el mundo sin que nada nos pare. Y, además, para hacerlo con toda la comodidad gracias a su horno por convección, calefacción por suelo radiante, doble climatizador frío/calor… y unas envidiables capacidades off-road. Eso sí, prepare un millón trescientos mil euros.

Si tu sueño siempre ha sido embarcar a la familia o a los amigos en un viaje por carreteras y caminos alrededor del mundo sin depender de nadie y sin que nada te pare, ese sueño tiene un nombre y se llama EarthRoamer HD. Este vehículo, un híbrido entre camioneta 4×4 y caravana de lujo, duro con el camino pero dulce con sus “habitantes”, está fabricado por la compañía del mismo nombre radicada en Colorado (EE.UU.) . Está basado en la camioneta F-750 de Ford, lo que permite hasta a seis personas aventurarse por rutas poco accesibles a otros vehículos de esa misma capacidad.

Calefacción por suelo radiante, horno, y lavadora forman parte del equipamiento de la EarthRomer.

Este EarthRoamer HD es la evolución de su modelo LT, pero “supervitaminado” y duplicado de tamaño. Para empezar se mueve gracias a un motor turbodiésel Ford Powerstroke de 6,7 litros de capacidad de ocho cilindros en uve asociado a una transmisión automática TorqShift de seis velocidades, y tracción a las cuatro ruedas motrices conectable. Como el motor entrega 330 caballos de potencia y un par de 983 Nm, que envía a unos neumáticos Michelin XZL de nada menos que 46 pulgadas, la movilidad está prácticamente asegurada en cualquier terreno. Todo este “armamento” se completa con unos ángulos off-road envidiables de 46º en ataque, 23º de salida y 12º el ventral, además de una altura libre al suelo de 30,4 centímetros. Además, incorpora un cabrestante capaz de tirar de 13.600 kilos y un magnífico sistema de iluminación off-road Baja Designs.

Salón con capacidad para seis comensales.

Su carrocería está aislada con una capa de fibra de vidrio novedosa capaz de eliminar mejor la condensación y optimizar la dureza y el peso. Sobre ella se apoya un revestimiento interior de materiales nobles como diferentes maderas, apliques de acero inoxidable y mostradores de mármol en la cocina. Ésta cuenta con tres fuegos por inducción, horno por convección y microondas de Bosch, nevera de doble clima y un mostrador con pila. Vamos, que se prepara lo mismo un sandwich que un banquete.

EarthRoamer.

Pero lo más llamativo es su calefacción por suelo radiante para que el frío quede en mera anécdota. Además, incluye dos climatizadores eléctricos frío/calor que pueden calentar/enfriar separadamente tanto la zona común como la cama principal –situada encima de la cabina de conducción– para ahorrar energía. No será fácil quedarse sin electricidad, pues cuenta con un sistema de baterías de iones de litio de 20 kilovatios que son poco usuales en las autocaravanas. Éstas se recargan con un sistema de paneles solares de 2.100 watios además de un sistema de alternadores por duplicado. Cuando este sistema detecta que el nivel de carga está bajo, los alternadores inician una recarga de 30 minutos para compensar. Por su lado, el tanque para el diésel acoge nada menos que 435 litros de combustible.

Interior de la lujosa caravana revestido con maderas nobles y aluminio.

En cuanto al agua tampoco es un problema, ya que cuenta con un tanque de 946 litros de agua limpia y dos depósitos para aguas grises y negras de 125 litros cada uno. Para comodidad extra, además de la ducha y baño individualizados, cuenta con un grifo exterior para material y un toldo/porche retractable con luces LED integradas.

El EarthRoamer sólo se puede adquirir por encargo y las primeras unidades comenzarán a ser entrgadas a finales del próximo año y principios de 2019, algo que desilusionará un tanto a los impacientes. Pero además, todas estas magníficas características también tienen un nombre y se “llaman” 1.288.000 euros. Qué bajón.

Dejar respuesta